Notebook Servisi Tablet Servisi
PLAN ESTRATÉGICO DE ADAPTACIÓN AL CAMBIO CLIMÁTICO EN LA REGIÓN DE MURCIA
Jueves, 06 Abril 2017 07:47

PLAN ESTRATÉGICO DE ADAPTACIÓN AL CAMBIO CLIMÁTICO EN LA REGIÓN DE MURCIA

La Oficina de Impulso Socioeconómico del Medio Ambiente, a través del Servicio de Fomento del Medio Ambiente y Cambio Climático, ha presentado el borrador de Plan Estratégico de Adaptación al Cambio Climático de la Región de Murcia

La Asamblea Regional de Murcia, introdujo en la Ley de Presupuestos Generales de la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia para el ejercicio 2016, la necesidad de elaborar un Plan Estratégico de Adaptación al Cambio Climático1

Para cumplir con este mandato la Consejería de Agua, Agricultura y Medio Ambiente a través de la Oficina de Impulso Socioeconómico del Medio Ambiente, centro directivo competente en materia de cambio climático, ha desarrollado una hoja de ruta2 y los elementos, estrategias y líneas básicas de su contenido3 que fueron sometidos a la consideración del Observatorio regional del Cambio Climático4 en su reunión del 12-12-2016.

- Aunque centrado en la adaptación incluye en muchos aspectos la mitigación. La mitigación y adaptación son soluciones complementarias para reducir los riesgos asociados al impacto del cambio climático. Este es el sentido de las recomendaciones internacionales. Así por ejemplo, lo plantea la Comisión Europea al promover la iniciativa “Pacto de los Alcaldes sobre el clima y la energía”

 “La adaptación y la mitigación del cambio climático aportan numerosas ventajas al medio ambiente, la sociedad y la economía. Si se abordan conjuntamente, abrirán nuevas oportunidades de promover un desarrollo local sostenible…”

Estas, mitigación y la adaptación a los efectos5 son por tanto las dos grandes áreas de intervención. Las políticas de mitigación contribuyen a reducir la concentración de gases de efecto invernadero, GEI, en la atmósfera, lo que supone menores impactos y, por consiguiente, una inferior necesidad de adaptación.

La adaptación al cambio climático tiene como objetivo reducir el riesgo y los daños por impactos actuales y futuros, de un modo rentable o explotando los beneficios potenciales. La opción de no actuar siempre está, pero si no se empieza a actuar ahora los costes sociales, ambientales y económicos de la adaptación serán muy elevados. Es por ello que se debe plantear la adaptación al cambio climático como uno de los ejes básicos de actuación desde ahora y para las próximas décadas.

Pieza básica de los procesos de adaptación es la determinación de la vulnerabilidad. La vulnerabilidad, grado en el que un sistema es incapaz de sobrellevar los efectos adversos del cambio climático, se determina partiendo de las características que se prevé (proyecciones) tendrá el clima y otros factores (proyecciones de los escenarios de subida del nivel del mar, proyecciones de escenarios climáticos futuros, obligaciones de reducción de emisiones y escenarios de disponibilidad de agua) en ese territorio o actividad económica concreta en el futuro. A continuación, se evalúa la capacidad de adaptación que, para esos escenarios de futuro, pueden tener, en función del conocimiento técnico y científico disponible, y de la capacidad financiera para acometer las acciones de adaptación, un determinado espacio urbano, un ecosistema o una actividad económica concreta. Por tanto, el punto de partida para la determinación de la vulnerabilidad es la previsión de los escenarios futuros.

Además de generar conocimiento sobre la previsión de las condiciones futuras y los impactos del cambio climático, la adaptación va a requerir la implicación de los sectores económicos y sociales afectados.

En este caso se propone apostar por las posibilidades que ofrecen los acuerdos voluntarios y en especial con los sectores empresariales de actividades vulnerables.

Este tipo de acuerdos fueron utilizados con éxito en la Región de Murcia a finales de los años noventa para la adecuación progresiva de las empresas a la normativa ambiental.

De la misma forma se propone la colaboración con la administración local en el marco de la iniciativa “Pacto de los Alcaldes sobre el clima y la energía” que promueve la Comisión Europea y que impulsa en la Región el Instituto de Fomento. El ámbito municipal es básico para las políticas de mitigación y adaptación6.

Un elemento fundamental es la implicación del ciudadano. De los 9 millones de toneladas de gases de efecto invernadero con que la región contribuye anualmente al cambio climático, el 40% son emitidas por 22 grandes instalaciones industriales que están sometidas al comercio de derechos de emisión, regulado por normativa europea sobre la que ni la Región ni el propio Reino de España tienen posibilidades de intervención efectiva. Sin embargo para el otro 60% de las emisiones aportadas por los denominados sectores difusos (transporte, agricultura, edificación comercio…) tenemos la responsabilidad de cumplir con los objetivos de reducción marcados por la Unión Europea (10% a 2020 y 26% a 2030 respecto a 2005).

En octubre de 2014, la Unión Europea acordó el objetivo vinculante de reducir el 40% de las emisiones en 2030, con respecto a las de 1990 7 El acuerdo señala que “la UE cumplirá colectivamente el objetivo de la manera más eficaz posible en términos de coste, con reducciones en los sectores sujetos y no sujetos al régimen de comercio de derechos de emisión del 43 % y del 30 %, respectivamente, en 2030 en comparación con 2005”. La distribución del esfuerzo para los diferentes estados miembros ha sido concretada mediante propuesta de Reglamento del Parlamento Europeo y del Consejo en julio de 2016, correspondiendo a España8 una reducción del 26%.

En España, la Ley 21/2013, de 9 de diciembre, de evaluación ambiental (BOE nº 296 de 11 de diciembre de 2013) obliga a contemplar el cambio climático en el procedimiento de evaluación ambiental. La previsión de los efectos de cualquier nuevo proyecto o plan sobre el cambio climático, se ha introducido entre los contenidos obligatorios de los estudios de impacto ambiental para el procedimiento de evaluación de proyectos y en el estudio ambiental estratégico para el procedimiento de evaluación ambiental de planes.

Esta integración del cambio climático en el procedimiento de evaluación de impacto ambiental de proyectos y en el procedimiento de evaluación ambiental de planes, es especialmente importante en el caso del planeamiento urbanístico que condiciona el modelo de ciudad y el modelo territorial para el municipio. En estos casos, la evaluación ambiental debe incorporar condiciones para que el diseño y disposición de los nuevos espacios urbanos sea capaz de aguantar los incrementos previstos de temperatura y episodios atmosféricos anómalos.

La revisión del planeamiento general en algunos municipios costeros podría ser una buena oportunidad para desarrollar estrategias y estimaciones de costes de las medidas de adaptación frente a la subida del nivel del mar, de manera que puedan tenerse en cuenta en futuras decisiones.

Por último se incluye entre la líneas básicas de actuación del Plan estratégico de Adaptación la visión de nuestra vulnerabilidad como región en comparación con el resto de regiones de Europa que aportan los trabajos terminados en 2013 por el proyecto ESPON Climate en el marco del Programa ESPON financiado por la Comisión Europea.

La aportación de la perspectiva territorial sobre vulnerabilidad con un enfoque paneuropeo es particularmente importante en el contexto de la política de la Unión Europea, cuando en el futuro se puedan solicitar fondos para reducir la desigualdad norte sur que el cambio climático incrementara.

[1]BOLETIN OFICIAL DE LA ASAMBLEA REGIONAL DE MURCIA Nº 28/21 ENERO DE 2016

2 Hoja de Ruta para la elaboración del Plan Estratégico de Adaptación al Cambio Climático. Calendario adoptado en mayo de 2016.

1.-Lanzamiento: mayo 2016

2.-Elaboración y tramitación: Mayo 2016-octubre 2017

3.-Aprobación del Consejo de Gobierno (diciembre de 2017)

3 INDICE:

 

1. INTRODUCCIÓN

2. DIAGNOSTICO

2.1 CAMBIO CLIMÁTICO.  SITUACIÓN ACTUAL

2.1.1 INFORMACIÓN SOBRE LOS EFECTOS DEL CAMBIO CLIMÁTICO

2.1.2. LAS EMISIONES DE LOS DIFERENTES SECTORES Y DEL CONJUNTO DE LA REGIÓN

2.2. ESCENARIOS FUTUROS

2.2.1. ESCENARIOS FUTUROS DE TEMPERATURA Y OTROS INDICES CLIMÁTICOS

2.2.2. ESCENARIOS FUTUROS DE NIVEL DEL MAR

2.2.3. ESCENARIOS DE ESCASEZ DE AGUA. REDUCCIÓN DE PRECIPITACIONES. REDUCCIÓN DE APORTACIONES

2.2.4. ESCENARIOS DE OBLIGACIONES EN CUANTO A REDUCCIÓN DE EMISIONES

3. LINEAS DE ACTUACIÓN

3.1. LINEAS DE ACTUACIÓN SOBRE ESCENARIOS FUTUROS.

3.1.1 ESCENARIOS DE SUBIDA DEL NIVEL DEL MAR Y SU EFECTO SOBRE LA LÍNEA EDIFICADA. APLICACIÓN DEL CONOCIMIENTO DISPONIBLE.

3.1.2. COMPLETAR LA INFORMACIÓN SOBRE PROYECCIONES CLIMÁTICAS INCLUYENDO EL EFECTO DE ISLA DE CALOR URBANO (UHI).

3.2. ACTUACIONES CONSIDERADAS POR LOS DEPARTAMENTOS DE LA ADMINISTRACIÓN REGIONAL COMPETENTES EN MATERIA DE SALUD, INFRAESTRUCTURAS Y PATRIMONIO NATURAL Y BIODIVERSIDAD

3.2.1 ACTUACIONES CONSIDERADAS  POR EL DEPARTAMENTO COMPETENTE EN MATERIA DE SALUD

3.2.2 ACTUACIONES CONSIDERADAS POR EL DEPARTAMENTO COMPETENTE EN MATERIA DE INFRAESTRUCTURAS

3.2.3 ACTUACIONES CONSIDERADAS POR EL DEPARTAMENTOS COMPETENTE EN MATERIA DE PATRIMONIO NATURAL Y BIODIVERSIDAD

3.2.4. COMPLETAR LA INFORMACIÓN SOBRE PROYECCIONES CLIMÁTICAS INCLUYENDO EL EFECTO DE ISLA DE CALOR URBANO (UHI).

3.3. ACUERDOS VOLUNTARIOS PARA LA ADAPTACIÓN Y MITIGACIÓN

3.4. INTEGRACIÓN DE LA ADAPTACIÓN Y MITIGACIÓN EN LOS NUEVOS PLANES Y PROYECTOS A TRAVÉS DEL PROCEDIMIENTO DE EVALUACIÓN AMBIENTAL

3.5 IMPULSAR LA ADAPTACIÓN Y MITIGACIÓN A NIVEL MUNICIPAL. LOS PLANES DE ACCIÓN PARA EL CLIMA Y LA ENERGÍA SOSTENIBLE (PACES)

3.6. ACCIONES PARA LA IMPLICACIÓN DEL CIUDADANO EN LA ADAPTACIÓN Y MITIGACIÓN

3.7. INICIAR EL CAMINO PARA QUE EN LA ASIGNACIÓN DE FONDOS EUROPEOS SE CONTEMPLE LA VULNERABILIDAD DE LA REGIÓN ANTE EL CAMBIO CLIMÁTICO

4Una de las piezas fundamentales del ORCC es la presencia de los diferentes organismos de la Administración del Estado y de la Región que, por razón del ejercicio de sus competencias, son generadores de información sobre los impactos y sobre las iniciativas, herramientas y políticas para reducirlos (AEMET, Servicio de Planificación Hidrológica de la Confederación Hidrográfica, Demarcación de Costas, Servicio de Fomento del Medio Ambiente y Cambio Climático de la OISMA, etc.

5 Mitigación: acciones llevadas a cabo para reducir las concentraciones de gases de efecto invernadero en la atmósfera. Adaptación: acciones llevadas a cabo para prever los efectos adversos del cambio climático, prevenir o minimizar el daño que puede provocar o aprovechar las oportunidades que puedan surgir.

6 El INFO y La OISMA (Servicio de Fomento del Medio Ambiente y Cambio Climático) han incluido trabajos de aplicación concreta en el proyecto LIFE que ha sido recientemente seleccionado lo que permitirá financiar una buena parte de actuaciones previstas en el Plan Estratégico de Adaptación.

7 Consejo Europeo (23 y 24 de octubre de 2014) Conclusiones sobre el marco de actuación en materia de clima y energía hasta el año 2030. http://data.consilium.europa.eu/doc/document/ST-169-2014-INIT/es/pdf

8 COMISIÓN EUROPEA Bruselas, 20.7.2016 COM(2016) 482 final 2016/0231 (COD) Propuesta de REGLAMENTO DEL PARLAMENTO EUROPEO Y DEL CONSEJO sobre las reducciones anuales vinculantes de las emisiones de gases de efecto invernadero por parte de los Estados miembros de 2021 a 2030 para una Unión de la Energía resiliente y con objeto de cumplir los compromisos contraídos en el marco del Acuerdo de París, y por el que se modifica el Reglamento (UE) n.º 525/2013 del Parlamento Europeo y del Consejo, relativo a un mecanismo para el seguimiento y la notificación de las emisiones de gases de efecto invernadero y de otra información relevante para el cambio climático (Texto pertinente a efectos del EEE) {SWD(2016) 247 final} {SWD(2016) 248 final}

 

sivas escort van escort adana escort elazig escort yalova escort erzurum escort mugla escort kahramanmaras escort giresun escort tokat escort